Congosto de Ventamillo: descubre la impresionante garganta que atraviesa el Valle de Benasque

Hace 50.000 años el glaciar del Macizo de la Maladeta llegaba hasta el pueblo del Run. En este punto chocaba con la roca de lo que hoy es el Congosto de Ventamillo. El Congosto de Ventamillo es una garganta por la que discurre, a lo largo de 3 Km, el río y la carretera de acceso a Benasque.

Despues de haber circulado por esta carretera tantos años, puedo decir que para mi la mejor época del año es en primavera. Es en primavera cuando la vegetación cubre y se mezcla con las paredes rocosas.

Para poder observar con detenimiento los congostos deberiamos parar nuestro coche en sitios adecuados aunque, no hay demasiados sitios donde poder estacionar nuestro vehículo.

Esta carretera aunque preciosa es peligrosa en caso de que paremos, ya que es muy estrecha y debemos poner mucho cuidado al abrir puertas del cohe o movermos por las orillas de la carretera.

Cuando vayamos en coche por esta carretera, no se aprecia por donde discurre el río. Si hemos parado el vehículo podremos asomarnos para ver el río y en algunos lugares el precipicio es impresionante.

Esta excursión a mi modesto entender puede resultar muy peligrosa de hacerla con niños pequeños, ya que es muy estrecha y tiene tráfico.

Actualemnte en obras, por lo que es necesario informarse porque segun la epoca del año se corta para continuar las obras, teniendo que aceder al Valle de Benasque por otros accesos con mas kilometros y mas tiempo.

%d